AscendoterapiaMonta帽as de palabras

La escalada como terapia

Escalada y terapia

Cualquier terapia precisa una buena relaci贸n entre quien la recibe y quien la imparte, si no, no funciona. Una relaci贸n de confianza, que debe establecerse cuanto antes mejor, por eso la persona interesada debe ser el paciente quien se dispone a abrirse al terapeuta, mostrando sus sentimientos y encajando el feedback resultante.

Para progresar en cualquier proceso personal, el paciente debe estar bien consigo mismo. En el caso de la escalada, como en cualquier pr谩ctica, el ejercicio mismo suscita a la persona a crear ese estado de confianza, aceptaci贸n y exploraci贸n personal. La escalada, aporta lazos de estrecha confianza, as铆 como la exposici贸n de uno mismo a su yo m谩s primario.

Pero una terapia no se basa solo en la relaci贸n interpersonal. El paciente debe sentir una motivaci贸n, la cual provenga por un reconocido avance en su progreso al poner en pr谩ctica las resoluciones extra铆das durante la terapia. Si la persona no percibe una mejora en el 谩mbito que esta tratando, abandonar谩 seguramente el proceso terap茅utico con el riesgo a帽adido de agravar su problema original con la frustraci贸n de no saber remediarlo.

Durante la escalada, sobretodo en los inicios, el avance personal es exponencial. No solo f铆sicamente, sino que psicol贸gicamente se advierte un crecimiento de la autoestima al ver que puede realizar tareas que su propio inconsciente le advierte que son peligrosas. Se aprecia una misma evoluci贸n psicomotriz, superando miedos y barreras psicol贸gicas a la vez que f铆sicas, pues muscularmente nuestro cuerpo se adapta mejor a escalar que a cualquier otra actividad f铆sica.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *